La soltería te da mucho tiempo libre. Mientras los domingos por la tarde las parejas quedan para ir al cine, “pelar la pava” en un parque o se quedan en casa mirándose a los ojos y haciéndose arrumacos; solteros y solteras de todo el mundo aprovechan para hacer deporte, limpiar su casa, mirar el techo o ver series.

Gracias a Internet puedes ver todos los capítulos que quieras (si eres capaz de aguantar toda la publicidad porno con la que te bombardean en todas las plataformas) y, además, compartir tus impresiones sobre la trama o los personajes en los foros. En uno de ellos contacté con Freddy a raíz una extraña teoría que elaboré sobre la desaparición de uno de los personajes de una serie a la que estaba enganchada. La comenté en el foro y Freddy (de nick Sorkineselputoamo) fue el único que estuvo de acuerdo.

Total que empezamos a hablar en un chat aparte. Sorkineselputoamo era un serieadicto, había visto todas las series habidas y por haber (llegué a pensar que algunas solo existían en su cabeza).

Me pareció un tío divertido e inteligente aunque intuía que pasaba mucho tiempo delante de una pantalla si tenía tanto control del mundo de la ficción. Tras varios días de largas charlas, Freddy propuso conocernos en persona. Este tipo de cita era algo nuevo para mí, aunque no dejaba de ser un encuentro con alguien a quien no había visto nunca. Solo que no era recomendado por nadie, sino por mí misma, que era mucho mejor.

Mientras pensaba en cómo le reconocería de entre la multitud de gente que había en la plaza donde habíamos quedado, le vi llegar. Solo un auténtico serieadicto podía llevar una camiseta con la cara de Will McAvoy impresa. ¡Qué original! Le dije cuando se acercó y me saludó. “Como dice Gill: Nunca hay dos oportunidades de causar una primera impresión” anunció Freddy.

Camiseta Freddy (3)(Asentí con la cabeza, impresionada me había dejado desde luego). “He estado dando muchas vueltas a dónde podríamos ir. ¿Llevas encima tu DNI? Si la respuesta es afirmativa nos vamos para Atocha.” Pensé que iríamos al jardín tropical de la estación, un sitio muy bonito para una primera cita. Lo del DNI no lo entendía mucho.

Mi sorpresa fue mayúscula cuando entramos a la estación y nos dirigimos a la zona de embarque. Del bolsillo de su pantalón sacó dos billetes de tren con destino Barcelona. Frené en seco y le dije que no me esperaba este giro repentino de los acontecimientos (por decirlo de una manera educada, chalado de mierda ¿dónde crees que me llevas?).

 “No podíamos tomar nuestra primera cerveza en cualquier sitio. He estado dando muchas vueltas para encontrar un lugar que mereciera la pena y ¡he encontrado un local en Barcelona que está ambientado como Lost!”. Mientras digería la información y Freddy esbozaba una sonrisa de oreja a oreja añadió: “¿A qué te he sorprendido? Si es que yo no dejaría de ser yo mismo ni por un segundo, ja ja ja.”

Continuará…

Freddy, que es como Alfredo pero yendo de guay II
Marta, una loba solitaria.
Categories: Citas

Leave a Reply


*

  • Tengo alguien para ti