Nadie sabe la razón pero hay una serie de cosas que, inexplicablemente, siempre ocurren cuando sales a ligar -quizá Iker Jiménez debería dedicarle un especial de su programa-. He aquí algunos ejemplos ilustrativos:

  • Siempre que sales sin arreglar (con los pantalones de ir al super y la camiseta mas vieja que tienes, que incluye un roto a la altura de la axila) triunfas como si no hubieras un mañana y vuelves con mas números de teléfono de tíos que la guía de páginas amarillas.

    Ilustración: El mono que pinta

  • Y siempre que te pasas dos horas arreglando con tu crop top más rompedor y tu pitillo más skinny (que te has podido meter con ayuda de dos amigas), no se te acerca ni el camarero del garito a recogerte el vaso vacío.
  • Siempre que dices que hay uno del garito que te parece espantoso, es con el que te acabas comiendo los morros a las 6 de la mañana (y lo sabes).
  • Siempre que vas de digna y te niegas a que los tíos te inviten a copas, acabas probando toda la variedad de chupitos del local (sin gastarte un euro claro).
  • Siempre hay un amiga que te jode el ligue cuando dice aquello de “vámonos casa, me muero de sueño” -a las 00:45-.
  • Siempre hay una amiga que se los lleva de calle a todos y suele encogerse de hombros cuando le preguntas diciendo: “No sé por qué, si yo no les digo nada”. (p..a)
  • Siempre le terminas molando al amigo del guapo, aunque el guapo es el que te gusta a ti.
  • Siempre suena la canción que te encanta bailar cuando estás esperando en la cola del baño del bar.
  • Siempre pasas más de una hora haciendo fila para entrar al garito de moda y luego cuando por fin consigues entrar, estás tan agobiado por la gente que no aguantas ni media hora.
  • Siempre hay una amiga quejica que no soporta el sitio, o el calor, o la música, o la gente que hay…
  • Siempre hay una amiga que está continuamente queriendo hacer selfies, y se mosquea si no le das “me gustas” en su Facebook o Instagram.
  • Siempre que le pides la canción que mas te mola al dj hace lo mismo: pasa de tu culo.
  • Y siempre que te propones salir a darlo todo vuelves a casa con 60 euros menos en el bolsillo (mínimo) y la misma sensación: pero… ¿por qué he salido?
Cosas que solo entenderás si usas gafas:
Cosas que nunca te dije
Categories: Recomendaciones

Leave a Reply


*

  • Tengo alguien para ti