Estaréis de acuerdo en que nos hemos acostumbrado a vivir en la sociedad de la hipocresía: aceptamos solicitudes de amistad en Facebook de gente que no soportamos, le damos “me gusta” a fotos de Instagram que nos parecen espantosas, mentimos como bellacos cuando alguien nos pregunta nuestra opinión sobre su nuevo corte de pelo… en definitiva, no somos capaces de decir lo que realmente pensamos. Creemos que lo hacemos por ellos, para que no se sientan ofendidos o dolidos, pero nos equivocamos; lo hacemos por nosotros, porque somos muy cobardes. Y en el fondo, flaco favor les estamos haciendo evitándoles enfrentarse con la realidad. De ahí que haya redactado un lista de cosas que nunca le dije a mi mejor amiga/o, y que igual estáis a tiempo de decirle a las vuestras o vuestros (rollo manual de autoayuda que se lleva tanto).

Cosas que nunca te dije:

  • A veces te huele el aliento, sobre todo las mañanas de resaca echas un pestazo que tira pa’ atrás, y no coges las indirectas por mucho que te suministre chicles de menta cada dos horas.

    Ilustración: El mono que pinta

  • Te estás gastando una pasta en cremas, potingues y tratamientos que no te están haciendo mucho efecto la verdad. La baba de caracol es solo baba, y a nadie puede sentarle bien.
  • Aquel novio que tuviste era feo, pero feo feo, feo de los que hacen daño a la vista. Y tú empeñada en que se daba un aire a Ashton Kutcher. Perdona pero no, al que se daba un aire era a Gerard Depardieu.
  • Nena, definitivamente tu talla no es la 38. No es que hayan reducido el tamaño de las tallas de una temporada a otra, o que cambien el tallaje de una tienda a otra, es que no te cabe. (Y no pasa nada, bienvenida al mundo de la 40 para arriba)
  • No cantas bien, ni tienes oído. Si no te cogen en los castings de La voz es porque no es lo tuyo. Y en todos los karaokes te intentamos desanimar pero no sueltas el micrófono ni a tiros.
  • Suena duro pero esa pelusilla que tienes encima del labio se llama bi-go-te, y no se tapa por mucha andina que te eches. Y cuando te da el sol se ve mas.
  • La primera vez que llegaste tarde no te dije nada por cortesía, la segunda por no amargarnos la noche, la tercera por no montar un numerito en la calle, pero la cuarta vez que llegaste tarde una hora estuve muy a puntito de dejarte plantada. ¡Nunca mais!
  • No es que tengas un gusto muy peculiar para combinar ropa o para pintarte que nadie entiende, porque creas que es muy rompedor, es que a veces creo que salgo con el primo del payaso de Micolor.
  • No tienes ni pajolera idea de francés, eso o te han timado en la academia donde has empleado unos cuantos años de tu vida. Por eso en París nos perdimos tantas veces y comimos cosas incomestibles y carísimas.
  • No sales bien en las fotos, no es por la cámara del móvil o por la luz que te hace sombra, es que tus caras son de poema, querida.
Cosas que pasan siempre cuando sales a ligar
Menage a trois
Categories: Recomendaciones

Leave a Reply


*

  • Tengo alguien para ti