¿Cuántas veces te han dicho aquello de con lo guapa y lo simpática que eres no entiendo como no tienes novio? O lo que es peor, quitando lo de guapa.

La gente a veces es un poco cruel, sobre todo cuando tienes mal día o mala cara. ¿Acaso les dices tú a ellas que desde que tienen pareja no hacen más que engordar? (me río de la curva de la felicidad, deberían llamarlo la autopista sinuosa de la felicidad) ¿O que sus faldas de Desigual y sus zapatos de Geox no son tan molones ni modernos? No, tú te callas y te lo quedas dentro, hasta que se enquista, o se tumoriza, que es peor.

Hay otros que te dicen que soltero se está mucho mejor, que puedas hacer lo que quieras, sin dar explicaciones, tener sexo con quien quieras… Esta gente hace mucho que no sale ¿no? Soy muy fan de los símiles de comida. Está claro que si te entra hambre hay diversas opciones para merendar, pero que no es lo mismo tomarse un bocata de chopped que un bocata de jamón ibérico, con su aceite de oliva virgen extra con Denominación de Origen, y su tomatito rallado. Pues no, no te saben igual, ni te alimentan lo mismo.

¿Dónde se pueden comprar esos bocatas? Que me lo expliquen los que compran en Desigual o en Geox.
Esos que dicen que soltero o “single” se está mucho mejor no deben sentir esa aversión al anuncio de la pareja que busca un hotel en Berlín, en el que sale la chica hablando con voz sexy y melosa. Ese en el que la pareja ve un partido de fútbol desde la cama (con camisetas del equipo incluidas) y el chico la coge en brazos para entrar en la habitación. ¿Qué paparrucha es esa? Si os habéis puesto morados a base de cervezas y salchichas Frankfurt tu chico tendrá que hacer esfuerzos titánicos para cogerte en brazos y no derrapar en las eses camino de la habitación.

Pero lo admito, llámalo envidia, nunca me han llevado a Berlín. Por eso, porque quería que me cogieran en brazos para ir a Berlín, pero andando desde Madrid que tiene más mérito, me presté a una especie de “actividad” que tiene entretenidos a varios amigos y allegados.

Porque, por esas casualidades de la vida muchos de ellos conocen a alguien que es perfecto para mí. Pero perfecto perfecto, ideal, magnifico, a mi medida, y soltero, que es un dato fundamental. Reconócelo Esther: eres una mujer muy afortunada.

Así comenzó una serie de citas a ciegas en las que estoy conociendo a gente de muy diverso tipo y viviendo experiencias muy particulares. Si como dijo el Rey Enrique de Borbón: París bien vale una misa. Berlín bien vale una cita.

Fotografía de Manu March

Mateo, el runner
Categories: Citas

4 Responses so far.


  1. Regina Ranz dice:

    Con mucho humor, ante todo.
    Bravooooo!

  2. Letilesdo dice:

    Jajaja. La vida se ve de otro color con ese humor. Ya tienes una fiel seguidora esperando el siguiente post y sobre todo ¡muerte a las Geox!

    • lauramarate dice:

      La semana que viene habrá más aventuras de Esther, que espera no tener que ponerse nunca nunca unas Geox.
      Muchas gracias por seguirme!!!!

Leave a Reply


*

  • Tengo alguien para ti